El proceso de obtención del aceite de oliva consta de varias fases que comienza con la simple recolección de aceitunas u oliva y finaliza con el envasado final del producto. Estos pasos los podemos dividir en varias fases, estas son:  

Recolección de aceitunas:

Entre los de diciembre y enero es cuando se comienza esta primera fase del proceso de obtención del aceite de oliva. El sistema tradicional es el vareo que consiste en sacudir las ramas de los olivos con unas simples varas o con vareadores de aceitunas a bateria o a motor, lo cual acelera este proceso de recogida y lo hace con mucho menor esfuerzo. Una vez estas han caido se recogen con recolectores de aceitunas, o con mantos de recogida de aceitunas o cualquier otro método y se procede a llevarse lo antes posible a las almazaras de aceite, donde se procede a la siguiente fase para la elaboración del aceite de oliva.

Molienda y batido

Aquí es donde se produce con el molido la extracción de la parte líquida. Poco a poco con el molido se va produciendo una pasta a la vez que se extrae la parte líquida. Con el resultado de estos dos procesos se forma la pasta de oliva con lo que se originará el aceite de oliva.

Separación de la parte sólida de la líquida.

Esta fase es de vital importancia ya que determinará la calidad final del producto. Una vez obtenida la pasta hay que separar la parte líquida de la sólida y este proceso se realiza mediante filtración selectiva y la extracción por presión. Cabe destacar que la calidad del primer prensado es la que produce el aceite de oliva de mayor calidad.

Últimos procesos

En una última fase se procede a la última eliminación de pequeños restos de sólidos que hay que eliminar en favor de conseguir el aceite de oliva de mayor calidad posible. Esto se consigue mediante decantación, centrifugación o sistemas mixtos. En nuestra sección de decanters OMT disponemos de modelos de máquinas especializadas para realizar este proceso obteniendo el producto de mayor calidad posible.

Almacenamiento y clasificación del aceite de oliva

Ya hemos producido el aceite de oliva y ahora debemos de almacenarlo y conservarlo en las mejores condiciones posibles para que el aceite de oliva no se devalue (que no se deteriore ni el aroma, gusto, color, etc). Esto se realiza en depósitos para aceite de oliva, o en sus envases finales, como puede ser embotellado en vidrio, PET, etc. Siempre se recomienda el uso de envases opacos para el envasado de aceite de oliva ya que la luz puede alterar las propiedades del aceite. En nuestra sección de embotelladoras y llenadoras de aceite encontrará las mejores soluciones del mercado para el llenado y embotellado del producto final.
En mundobodega.com llevamos más de treinta años en el sector de la oleomaquia especializados en la producción de aceite de oliva para consumo personal o explotación comercial, asesorando a múltiples plantas de producción de aceite de oliva a alcanzar su máximo potencial. Disponemos de las ofertas más competitivas del sector, siempre buscando la mejor relación calidad-precio para nuestros clientes. Disponemos de la más amplia selección de depositos de aceite, como depositos de aceite para decantación, depositos de aceite inox 304 floreados con tapas de polvo, depositos de aceite inox 316 floreados con tapa de polvo, depositos de aceite inox troncoconico, etc.
Así como también disponemos de todos los accesorios y recambios para depositos, ya sean estos de aceite/vino/cerveza/miel. Todas las piezas de racordería las encontrarás aquí.